LA PÉRDIDA DEL TERRITORIO DE LA MESILLA (Sonora y Chihuahua)

Junio 22nd, 2008 | by JBGL |

Tras el desastre que implicó para México la invasión militar estadunidense de 1846 a 1848 por la que el país perdió el 55% de su territorio, los deseos de expansión provenientes del norte continuaron especialmente sobre Baja California, Sonora, Chihuahua y Tamaulipas. La fragilidad política y económica con la que México terminó la guerra con EU, lo hacía presa fácil de mayores descalabros. Así por ejemplo, Raousset Boulbon reclutó colonos en San Francisco e invadió Baja California y Sonora, tomando de hecho Hermosillo y algunas poblaciones de Baja California.

Al año siguiente (1854) Brian Walker guió a otros invasores e, imitando el modelo de Texas, fundó la ‘Republic of Lower California’ e izó su bandera en el puerto de Ensenada. Los pocos Mexicanos que habitaban aquéllas despobladas e inhóspitas regiones enfrentaron casi sin armamento pero con éxito a los nuevos invasores y los pasaron por las armas. En 1853, el Gobernador de Nuevo México William Lane, quiso extender los límites de su entidad sobre territorios de Sonora y Chihuahua; en Marzo de 1853 declaró ese territorio agregado al de los Estados Unidos.

El último despojo territorial a México ocurrió en 1854.
Los Estadounidenses deseaban unir por vía ferroviaria el Golfo de México con la Alta California. Como al sur del Río Gila no había tantas montañas y el clima era más benigno, encontraron sencillo presionar al Gobierno Mexicano a vender el territorio de La Mesilla con la consigna que, de no hacerlo, podrían influir en el Congreso en Washington a ‘tomar otras medidas’. 110,000 km.se perdieron (un poco más que el territorio actual de Jalisco).
El Gobernador Trías de Chihuahua reclamó la invasión y envió tropas para defender la frontera definida por los Tratados de Guadalupe-Hidalgo de 1848.

Al observar esta problemática, el Gobierno de Washington sustituyó a Lane en el Gobierno de Nuevo México e instaló en Santa Fé al General Garland. Este General continuó los deseos expansionistas de Lane y, bajo el pretexto de que los habitantes del Valle de la Mesilla no tenían protección de los Gobiernos de Sonora y Chihuahua, envió tropas a ocuparlo.

Más tarde, envió a la Ciudad de México al Sr.Gadsden; al entrevistarse éste con el otra vez Presidente López de Santa Anna, Gadsden lo amenazó de que, en caso de no aceptar vender el territorio de La Mesilla, promovería en el Congreso estadounidense una tercera invasión para ocupar todos los estados ubicados al norte del Trópico de Cáncer (Baja California, Sonora, Sinaloa, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Durango).

El trato que ofrecía era pagar 10 millones de Dólares para evitar otro conflicto militar. México estaba en bancarrota y no podía hacer frente a otra guerra. Así, sin posibilidades de enfrentar una nueva invasión militar, culminó la última pérdida de territorio nacional.

El Congreso de EU aprobó la compra de esta franja de territorio mexicano por 10 millones de Dólares, de los cuales México solo recibió seis. Para mayor referencia, el territorio de La Mesilla es el que se encuentra entre las actuales ciudades de Phoenix, Arizona y Nogales, Sonora.

Sus 110,000 km2 cuadrados pertenecían a Sonora y Chihuahua. De los 2′400,000 km2 que México perdió con los EU, el 96% fue despojado durante la invasión militar de 1846-1848 y solo el 4% fue, como vimos, vendido ante una nueva amenaza de perder más territorio.

El Presidente a quien tocó el turno de recibir al enviado Estadounidense fue López de Santa Anna; sin intentar librarle a este funesto personaje de nuestra Historia ninguno de sus trascendentes errores, el limitado margen de maniobra militar y económico en el que se encontraba el país y su Gobierno, lo obligaron a aceptar la humillante propuesta de Gadsden. Así, con el transcurrir de los años y el desconocimiento real de los hechos, quedó en parte de la población la idea de que todos los territorios del norte fueron vendidos, siendo que únicamente el 4% cayó en esa situación.

Nuevos intentos de despojarnos de más territorio vendrían años más tarde por parte de Francia y de los propios EU. Para nuestra propia salud como nación, es muy importante diferenciar que no es lo mismo vender a ser despojado. Los Estados Unidos nos robaron todo el norte; con la excepción de La Mesilla, México defendió con las armas su integridad territorial, a diferencia del resto de los otros territorios que Estados Unidos adquirió por medio de la compra como fue el caso de la Luisiana (1803) comprada a Francia y Alaska a Rusia (1867).

Ante la negativa Mexicana de aceptar vender territorio, los Estadounidenses decidieron que la guerra sería la forma en la que se apoderarían de esos vastos territorios, que fue lo que finalmente ocurrió. Otras referencias: http://www.municipiodenogales.org/tratados.htm

Post a Comment

Spam Protection by WP-SpamFree