LA ISLA DE LA PASIÓN (ISLA CLIPPERTON)

Junio 22nd, 2008 | by JBGL |

La Isla de la Pasión, nombrada así mientras perteneció a México, es un atolón coralífero circular situado en el océano Pacífico, a unos 1,250 km al oeste de la costa de Chiapas.

Es el único atolón de su tipo en el Pacífico oriental (es más común en el Pacífico sur, cerca de Nueva Zelanda) y es hogar de diversos tipos de aves y cangrejos. Tiene una formación calcárea y una pequeña laguna de agua salada (se supone que la laguna es lo que queda de un volcán y en él cráter se aloja dicha laguna). Los peces que viven en ella no son comestibles.

Su vegetación es muy limitada

Es una isla pequeña pues solo tiene 5 km.cuadrados de superficie; para darnos una idea de su tamaño, Isla Mujeres, QR mide 4 Km.2.

Su elevación sobre el nivel del mar no es mayor a 2 metros de altura y su punto ‘más alto’ alcanza los 21.

Posición geográfica: 10 grados 13 minutos, 24 segundos latitud norte, y 105 grados 26 minutos, 50 segundos longitud oeste.
Un farallón fué la mejor ubicación para construir un faro.

La isla fue descubierta por Fernando de Magallanes en 1521, aunque más tarde fue nombrada ‘Clipperton’ en recuerdo de un pirata inglés que capitaneó un motín contra William Dampier en 1704.

En 1708 dos buques franceses, el ‘Princess’ y el ‘Découverte’ llegaron a la isla y la denominaron ‘Ille de la Possesion’, y la declararon francesa.

El francés Bocage vivió en ella en 1725 por varios meses haciendo investigaciones científicas.

Para 1856, una compañía estadounidense que explotaba el guano obtuvo los derechos para su explotación, sin embargo Francia protestó aduciendo que la isla formaba parte de la lejanísima provincia de Tahití.

En la Constitución Mexicana de 1857, aparece una referencia a ella: “el territorio nacional comprende el de las partes integrantes de la Federación y además el de las islas adyacentes en ambos mares. Comprende asimismo, la isla de Guadalupe, las de Revillagigedo y la de la Pasión, situadas en el Océano Pacífico”.

Ya que durante décadas nadie se había establecido permanentemente en la isla, en 1897 el Gobierno Mexicano (bajo la Presidencia de Porfirio Díaz) ocupó la isla y estableció un puesto militar permanente.

En 1906 otra compañía estadounidense, la ‘Pacific Island Company’ acordó con el Gobierno Mexicano los derechos para la explotación del guano; con parte de los recursos obtenidos se pudo construir un faro además de ayudar a los poco más de 100 pobladores mexicanos en la isla que, a partir de 1914 habían llegado.

Cada dos meses, desde Acapulco, se les enviaban provisiones, sin embargo, con la continuación de la Revolución la comunicación con Acapulco cesó dejando en el olvido a sus habitantes.

Hay muchas reseñas acerca de la desesperación y agonía de las decenas de mexicanos que día a día esperaban en el horizonte la llegada del barco guerrerense.

Para mediados de 1915 la mayoría habían ya muerto; algunos de los últimos sobrevivientes pidieron ser evacuados a finales de 1915 por un buque que pasaba por el atolón.

Sin embargo, varios quedaron aún en la isla para mantener la soberanía.

Dieciocho meses después, en Enero de 1917, solo el encargado del faro y otros 15 habitantes sobrevivían.

Para Julio solo quedaban vivas 3 mujeres que fueron finalmente rescatadas por otro buque mercante.

Tras resistir el abandono por casi 3 años, los últimos 3 sobrevivientes (3 mujeres) abandonaron la isla (para más detalles de lo que se vivió en la pérdida de esta isla, favor de dirigirse a la parte última de este capítulo).

La tenencia de la Isla de la Pasión (o Clipperton) fué objeto de disputa entre México y Francia.

Como tradicionalmente se hacía en aquella época, Francia solicitó arbitraje a El Vaticano y, no queriendo este decidir al respecto, delegó en el Rey de Italia la decisión, ‘otorgando’ la posesión a Francia.

Así, Francia reconstruyó el faro mexicano y envió a la isla un grupo de militares quienes la ocuparon por 7 años, abandonándola más tarde.

Para 1930 el presidente estadounidense Frankiln Roosevelt visitó la isla y manifestó su deseo de convertirla en posesión estadounidense; en 1944 la Marina de EU la ocupó durante el agitado movimiento aéreo y marítimo de la Segunda Guerra Mundial.

En 1931 el rey Italiano Víctor Manuel III, fue nombrado árbitro (desde 1909) por las partes reclamantes (México y Francia), fallando a favor del segundo en el litigio por la posesión de la isla Clipperton o de la Pasión, que así dejó de pertenecer al territorio nacional (en 1934).

De las decenas de islas que la Nueva España tuvo bajo su dominio en el Pacífico norte durante los siglos XVI y XVII hoy, a 300 años de distancia, solo conservamos el archipiélago de las Islas Revillagigedo (a 700 Km.de Manzanillo).

A pesar de su lejanía, las Revillagigedo son de gran importancia para México ya que nuestro territorio ‘crece’ al considerar la zona contigua, la zona económica exclusiva y la plataforma continental que las rodean.

Actualmente la isla Clipperton sigue perteneciendo a Francia.

Detalles cronológicos de los últimos Mexicanos que vivieron en la Isla de la Pasión.

En 1906 llegó a la Isla de la Pasión el capitán Ramón Arnaud Vignon (de 26 años de edad) por órdenes del Gobierno Mexicano de Porfirio Díaz.

Dos años más tarde la esposa de Ramón Arnaud (Alicia Rovira) llegó a la isla.

Ahí nacieron Pedro Ramón en 1909 y Alicia en 1911.

Para 1914 los problemas políticos en México continuaban (Díaz había dejado la Presidencia, el Presidente Madero había sido asesinado y Victoriano Huerta se enfrentaba a Villa, Carranza, Zapata y Obregón para mantenerse en la Presidencia.

Para entonces ocurrió la casualidad que 12 náufragos Estadounidenses llegaron a la isla al tiempo que una tempestad ocasionó serios daños en la isla.

Cuatro hombres salieron a bordo de una débil barca con la cual llegaron 3 semanas más tarde al puerto de Acapulco.

Solicitaron ayuda y consiguieron que un barco Estadounidense saliera de Acapulco con provisiones para rescatar a sus connacionales náufragos en la isla.

De entre los náufragos que se encontraban en la isla estaba Gustavo Schultz, representante de la compañía exportadora del guano de la isla quien había enloquecido durante su estancia en la Pasión.

Al llegar a la isla, el capitán Estadounidense le explicó al Capitán Arnaud que México había estaba una vez más invadido por los Estados Unidos que habían ocupado Veracruz hacía algunas semanas, así como el inicio de la Primera Guerra Mundial.

Arnaud y sus compañeros, aún con la posibilidad de regresar a tierra firme decidieron cumplir con su deber y despidieron a los Estadounidenses y a sus náufragos.

La caída de Huerta y las vicisitudes de la situación política en México olvidaron enviar víveres a los vigilantes de la isla.

A principio de 1915 el aceite de tiburón con el que encendían el faro era tan escaso que tuvieron que reservarlo para emergencias.

El escorbuto había matado ya a su primera víctima.

Para Mayo de 1915 Arnaud y sus acompañantes avistaron un barco; tomaron una canoa con el objeto de acercarse a él y pedir ayuda. Y llegaron.

Para quienes los observaban desde la playa la escena fué terrible; las 4 pequeñas figuras ascendieron al barco y descendieron de él, negándoseles la ayuda solicitada.

En su intento por regresar a la isla los 4 hombres murieron.

La autoridad recayó entonces en la viuda del Capitán Arnaud, siguiéndole a ella Tirsa Rendón (20 años de edad), Juana (de 40 años) que era la comadrona y Altagracia Quiroz de 18. Los niños eran 5 y dos recién nacidos de 1915.

El único hombre adulto que aún vivía era Victoriano Álvarez, un negro que perdió la razón y que poco a poco empezó a abusar de las mujeres durante los meses siguientes a la muerte del Capitán; su ‘guarida’ era el faro de la isla.

El 18 de Julio de 1917 regresó por la última, por la viuda de Arnaud (Alicia Rovira) quien para evitar que ella o sus hijos fueran dañados por el enloquecido hombre, marchó ‘voluntariamente’ al faro.

Puestas todas las mujeres de acuerdo, atacaron a Victoriano a martillazos y golpes hasta dejarlo medio muerto.

Alicia le ordenó a su hijo Pedro Ramón de 8 años ir por el petróleo que tenían para quemar al moribundo hombre.

Pedro salió histérico en búsqueda del petróleo y recorrió una ruta diferente a la normal, lastimándose el pié lo que lo paralizó en medio de la laguna, pudiendo apenas subirse a una piedar logrando que el agua le llegara solo hasta el cuello.

Un barco de guerra Estadounidense que buscaba bases Alemanas en el Pacífico (la Primera Guerra Mundial aún estaba en desarrollo) atracó junto al faro, rescató a las 4 mujeres, a los 7 niños y dejó el cadáver de Victoriano en la isla.

Todos fueron llevados a Salina Cruz, Oaxaca.

Pedro aún estaba vivo en la década de 1980.

Francisco l.Urquizo, Secretario de la Defensa Nacional en el gobierno del Presidente Manuel Ávila Camacho y quien escribió un libro sobre el particular Siendo secretario de la Defensa el general Francisco L. Urquizo, y quien es autor de un libro sobre la vida del capitán Arnaud, logró que se le otorgara una pensión a Alicia Rovira viuda de Arnaud

Los sobrevivientes del Capitán fueron a vivir a Orizaba en donde aún tiene descendencia.

Nadie fué enviado a sustituirlos y la Isla dejó de tener ciudadanos Mexicanos en ella lo que derivó en el litigio en el que un Italiano le dió a Francia los derechos de la isla, perdiéndose para siempre la jurisdicción Mexicana sobre ella.

One Response to “LA ISLA DE LA PASIÓN (ISLA CLIPPERTON)”

  1. By R Gonzalez on Oct 12, 2010

    ¿Alguien conoce algo sobre una expedición mexicana al polo norte? Hace muchos años vi un librosobre ello pero desafortunadamente ya no seedita ni recuerdo el nombre completo…

Post a Comment

Spam Protection by WP-SpamFree