MONTERREY

Junio 22nd, 2008 | by JBGL |

Esta ciudad del noreste de México la identificamos hoy, fácilmente, como uno de los centros industriales más importantes del país.

Garza García, Nuevo León, considerado el municipio con mayor ingreso per cápita del país. Al fondo, el Cerro de la Silla.

Para llegar a alcanzar esa ‘identificación’, sus habitantes, especialmente los del siglo XIX, tuvieron que esforzarse en extremo y ser muy creativos para lograrlo. Al igual que Guadalajara, Monterrey fué fundada en 3 ocasiones. La primera fundación (1577) se realizó junto a los ojos de agua de Santa Lucía de donde tomó su primer nombre; este asentamiento duró apenas unos meses.

1905, el Cerro del Obispado en primer término y el de la Silla al fondo.
Foto actual del sur de la ZM de Monterrey. Bernardo Reyes y un grupo de visionarios transformaron una población insignificante en un emporio industrial.

La segunda (1579), con el nombre de ‘San Luis Rey de Francia’ fracasó igualmente pues su fundador y promotor principal Luis de Carvajal, fué enjuiciado por la Inquisición provocando temporalmente el abandono del territorio del nuevo Reino de León.

En la tercera fundación (1596) un ayudante de Carvajal, Diego de Montemayor, fundó la ‘Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey’; coincidentemente el Virrey de la Nueva España era Conde de Monterrey (España).

Sus primeros 250 años de vida fueron complicados e impidieron su crecimiento; además de su clima extremoso, el asentamiento nunca creció pues no resultaba atractivo para los exploradores de esa región por los constantes ataques de los indígenas.

Por esa región solo cruzaban expediciones que ayudaron a fundar poblaciones en Tamaulipas y Texas.

A pesar de su reducida población, valerosos Neoleoneses promovieron la causa de la Independencia, organizaron la defensa de Monterrey durante los 3 años de invasión Estadunidense de 1846-1848 y actuaron decisivamente en la Reforma (1857) y la Revolución (1910).
Plano que muestra la defensa de Monterrey ante el ataque de los invasores Estadounidenses (1846).

Personajes de la talla de Fray Servando Teresa de Mier, el General Mariano Escobedo y el escritor Alfonso Reyes, entre muchos otros, son originarios de Nuevo León.

Alrededor de 1880, una excepcional y emprendedora generación de Neoleoneses estableció, con gran esfuerzo y visión, pequeñas industrias principalmente fundidoras, fábricas de vidrio y cerveza.

Desde entonces, los regiomontanos, en una tierra inhóspita y sin recursos hidráulicos, han ido transformando a la otrora villa de Monterrey en un emporio industrial y financiero.

Planetario en el Centro Cultural Alfa.

En 2000, analistas financieros internacionales la consideraron una de las 50 ciudades más atractivas del mundo para realizar negocios y la más importante de Ibero América.

Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, cuna de 33 campus a lo largo del país.

Monterrey es uno de muchos ejemplos que nos demuestran lo que, con voluntad férrea y confianza en nosotros mismos, podemos lograr los Mexicanos. La industriosa y próspera Sultana del Norte es, sin duda, uno de los grandes orgullos de México.

Palacio de Gobierno de Nuevo León.
Fuente de la Vida en el centro de Monterrey.

Post a Comment

Spam Protection by WP-SpamFree