LA REVOLUCIÓN CUBANA INICIA EN MÉXICO

Junio 22nd, 2008 | by JBGL |

FIDEL CASTRO Y ERNESTO GUEVARA

Múltiples hechos en las historias de México y Cuba han entrelazado a estas dos naciones, pero existen dos hechos que marcaron el destino de ambas.

Hernán Cortés planeó, desde Cuba, la conquista del Imperio Azteca y partió de sus costas en 1519 hacia lo que hoy es México. Cuba fué el trampolín geográfico que les permitiría a los conquistadores llegar a las costas del Golfo de México. 440 años más tarde (1959), dos personajes harían lo inverso: Fidel Castro y Ernesto Guevara.

Hernán Cortés salió de Cuba a cambiar la historia de un territorio vecino.
Ernesto Guevara y Fidel Castro; desde México, cambiaron la historia de Cuba en la segunda mitad del siglo XX. 440 años separaron a Cortés de Castro y Guevara, pero los hechos fueron los mismos.

Ambos planearon el derrocamiento del Presidente Cubano Fulgencio Batista en la Ciudad de México. México representaba para la mayoría de los políticos e intelectuales IberoAmericanos el bastión cultural y político más importante de la región del que se apoyarían los Revolucionarios Cubanos para cambiar el status quo en la isla. Uno de los artífices de la Revolución Cubana fué Fidel Castro. Castro había llegado a México a principio de 1956.

En México existía un relativo ambiente de romanticismo respecto a los movimientos Socialistas en el mundo, principalmente en la Europa del bloque Soviético; el añejo antiyanquismo reforzaba ese sentimiento. En la memoria popular Mexicana estaba fresco aún el gobierno del Presidente Lázaro Cárdenas (1934-1940) cuya orientación social con la repartición de tierras a campesinos y especialmente con la expropiación petrolera de 1938 le daría una inclinación más social y una tendencia económica de ‘media izquierda’ a su Gobierno.

En el concepto de izquierda y de la frívola admiración al sistema comunista de otros países se movían muchos funcionarios de alto nivel de los Gobiernos Priístas de la época. Podría ser el equivalente a la Masonería del siglo XIX en México, una especie de ’sociedad intelectual’ de la época. Es ese el México al que Castro llega en 1956; el año anterior había estado en los Estados Unidos recabando fondos para su movimiento. En México, diversos grupos de políticos e intelectuales lo acogen y empieza a relacionarse con las esferas del poder y de la intelectualidad Mexicanos.

Fidel Castro y un niño en las faldas del Nevado de Toluca. Castro fué apoyado por Carlos Hank González, Presidente Municipal de Toluca.
Castro con su hermano Raúl (izquierda) y Juan Manuel Márquez, tiempo después asesinado en Cuba durante la guerrilla.
Ernesto Guevara pronunciando un discurso en la ONU, Nueva York.

De los muchos personajes con quien se involucra Castro es Carlos Hank González, en aquélla época Presidente Municipal de Toluca. Durante un encuentro político organizado por el candidato a la Gubernatura del Estado de México -Gustavo Baz-, Castro fué invitado y en esa ocasión le pidió a Hank que le ayudara a localizar un buen sitio para realizar prácticas de tiro.

Fidel deseaba un lugar apartado, solitario, con la idea de preparar a sus futuros guerrilleros. Castro le comentó a Hank que en Cuba había miles de personas dispuestas a tomar las armas para derrocar al Presidente Fulgencio Batista. Hank González le recomendó un paraje en la zona de las faldas del Nevado de Toluca aunque días después visitó otro en Ixtapan de la Sal y finalmente encontró el ‘ideal’ en Chalco; Castro necesitaba un área con cerros parecida a lo que eventualmente tendría en la Sierra Maestra en Cuba así como alejado de zonas urbanas.

Fotografía de los años 1990: a la izquierda Carlos Hank González y a su lado Fernando Gutiérrez Barrios. Gutiérrez Barrios -encargado de la Dirección Federal de Seguridad- le ayudó a escapar de la cárcel y de la CIA.

Fidel Castro habitó una vivienda modesta a unas cuadras del Monumento a la Revolución en la Ciudad de México. En esa propiedad vivía también su hermano Raúl. La conserje del edificio (Doña Mari) describe a Fidel como una persona amable, distinguida y de buen porte.
También refiere que siempre estaba retrasado en el pago de la renta.

Mientras tanto en La Habana el Presidente Batista seguía los pasos de Castro en la Ciudad de México y hasta allá envió a unos sicarios para asesinarlo. El Director Federal de Seguridad Fernando Gutiérrez Barrios (posteriormente fué Secretario de Gobernación en el Gobierno de Carlos Salinas) era el hombre encargado por el Gobierno para identificar a los enemigos del PRI, así como de asuntos de seguridad nacional.

Tanto Batista como el FBI tenían a los Castro y a Ernesto Guevara en la mira; la información fluyó obviamente en la DFS por lo que los Castro (Fidel y Raúl) y el ‘Che’ fueron encarcelados. Tanto Cuba como los EU pedían su extradición. Durante varios meses decenas de vicisitudes les sucederán a los revolucionarios. Castro y sus aliados pasarán por las cárceles de la Ciudad de México, unos serán enjuiciados, otros escaparán y otros más saldrán de ella por medio de sobornos.

Durante todo este proceso, Gutiérrez Barrios ayuda discreta y limitadamente a Castro. La amistad de ambos permaneció hasta la muerte de Gutiérrez Barrios. Así pues en la Hacienda de Santa Rosa (Chalco, edo.de México) se realizaron los entrenamientos de tiro y combate de los guerrilleros Cubanos y de otras nacionalidades. Pero faltaba el medio de transporte que los llevara de las costas del Atlántico Mexicano a Cuba. Durante su estancia en la Ciudad de México, Fidel conoció a Antonio del Conde, quien se dedicaba a la venta de armas (en aquel entonces la venta de armas era un negocio legal en México).

Antonio del Conde (Nueva York, 1927-) pero Mexicano por elección, apoyó con armas y un yate -el ‘Granma’- a Castro.

Castro no conocía físicamente el yate de del Conde, quien le insistía a Fidel que la embarcación tenía el motor y la quilla descompuestos, que el yate estaba en ruinas. Castro replicó “si usted me arregla ese barco, en ese barco me voy a Cuba”.

Ese yate se llamaba ‘Granma’, medía 12 metros y tenía capacidad para 10 personas; Fidel embarcó a 82 personas y en él llegó a las costas Cubanas desde Tuxpan, Veracruz, de donde partió el 25 de Noviembre de 1956 en medio de una tormenta con las luces apagadas.

(El periódico oficial del Gobierno Cubano se llama ‘Granma’ en honor a ese pequeño yate).

El costo del Granma era de 17,000 Dólares, cantidad inalcanzable para las limitadas finanzas de los revolucionarios. Ante la penuria económica, Castro acudió al ex Presidente de Cuba Prío Socarrás (derrocado por Batista) quien se encontraba en EU. Obtiene de él el dinero y compra a del Conde y al Estadounidense Erickson (dueños del Granma) el yate.

Del Conde, de su bolsillo, apoyó a Castro con armamento.

Quienes zarparon en el Granma de Tuxpan hacia Cuba había sido entrenados en Chalco por Arsenio Venegas, un deportista Mexicano de lucha libre, así como por el ex Coronel del Ejército Republicano Español -asilado en México- Alberto Bayo.

Días después del desembarco en Cuba, son sorprendidos por elementos del Gobierno Cubano y apenas algunos alcanzan a sobrevivir, entre ellos, Ernesto Guevara, Raúl y Fidel Castro y Camilo Cienfuegos quienes huyen y se ocultan en la Sierra Maestra. Desde ahí reorganizan a sus hombres y reunen a otros 800 simpatizantes con quienes, tras decenas de meses de guerrilla, de deserciones del ejército del Gobierno y de la renuncia de Batista, entran triunfantes a La Habana el 8 de Enero de 1959.

Entrada de Fidel Castro (de sombrero y barba) y el ‘Che’ Guevara (sobre el cofre del jeep) a La Habana.

Castro y Guevara habían derrotado a un ejército de 30,000 hombres, 100 aviones y mucho mayor armamento.

El gobierno Estadounidense, con las reservas del caso, vió como un golpe de estado más el ascenso al poder de Fidel Castro. En esta época (años de 1950) y desde los años 1930s la generalidad de los gobiernos IberoAmericanos estaban gobernados por dictaduras, la mayor parte de ellas apoyadas por Washington.

Sin embargo, la actitud del Gobierno Estadounidense cambiaría cuando Castro le dió una orientación económica y política socialista, además del fuerte acercamiento de La Habana con Moscú. Estos hechos ocasionaron que Cuba fuera expulsada de la OEA (Organización de Estados Americanos). El Gobierno Mexicano votó en contra de esta resolución, pero el resto de los países Americanos lo hicieron y Cuba quedó, como hasta la fecha, fuera de la OEA.

En Abril de 1961 los Cubanos anticastristas, con el apoyo de Washington, invadieron Cuba en lo que la historia recoge como ‘la invasión de Bahía de Cochinos’. En solo 3 días los Cubanos derrotaron a los invasores, causándoles más de 100 muertos, así como el derribo de algunos aviones.

Playa Girón, Cuba.
Fidel Castro (de lentes) en la defensa de Cuba en Playa Girón (Bahía de Cochinos), durante la invasión militar que grupos anticastristas apoyados por Estados Unidos organizaron para derrocarlo. En solo 3 días de Abril de 1961, los invasores fueron derrotados.
Castro en Playa Girón durante la celebración del cuadragésimo aniversario de su triunfo (2001).

La Tercera Guerra Mundial estuvo muy cerca de ocurrir por el caso de Cuba. El acelerado intercambio militar, comercial y político entre Cuba y la Unión Soviética llevaría el asunto a un punto álgido entre las dos superpotencias.

Después de la independencia de EU, Cuba estuvo siempre dentro de sus planes expansionistas.

A finales de 1962 aviones Estadounidenses vuelan sobre Cuba y fotografían lo que parecía ser una base de misiles nucleares. Kennedy ordena entonces bloquear cualquier acceso de embarcaciones Soviéticas a Cuba. Días después un avión espía Estadounidense es derribado por fuerzas Cubanas.

Días de tensión se viven y la Guerra Nuclear está cerca de ocurrir. Se celebra un acuerdo entre la URSS y EU (sin Castro en medio de este):

- EU desmantelaría sus misiles en Turquía y se desistiría de invadir a Cuba y…

- la URSS desmantelaría los suyos en Cuba.

A pesar del estigma de ser Cuba un territorio pobre y de herencia Española, la Revolución Cubana, con todas sus virtudes y defectos, ha cambiado parcialmente el perfil de esa nación.

De ser un país preponderantemente agrícola e ignorante, Cuba es hoy el país IberoAmericano en donde se imprimen y venden más libros, el de mayor alfabetización de la región (antes de la Revolución el 90% era analfabeta), líder en IberoAmérica en algunas ramas médicas, la primera potencia deportiva (per cápita) del mundo y donde, en un futuro, al caer el sistema socialista, se convertirá en un fuerte competidor como país de oportunidades, como lo es hoy México para EU y Canadá.

Castro y su Revolución son ‘males necesarios’ pero que transforman de alguna manera lo que Cuba había vivido desde la conquista Española hasta 1959; Cuba fue colonia Española por 400 años y de los EU otros 50 (EU despojó a España de Cuba en la guerra de 1898).

Si bien hay que decir que Cuba tiene aún muchísimas necesidades, en estos 50 años de dictadura Castrista ese país ha avanzado más que en los 450 anteriores.

Existe una similutud entre las dictaduras de países Hispanos; cuando mueren sus dictaduras esas naciones inician un periodo de crecimiento económico que las traslada a un status mejor.

Ahí tenemos a la España postFranquista, Pinochet con Chile o Porfirio Díaz y el PRI en México (aún por verse).

Figuras de la política Mexicana aun influyentes en el México de los años 1960 como el ex Presidente Lázaro Cárdenas, impulsaron el apoyo del Gobierno Mexicano al de Cuba especialmente en política y comercio durante varias décadas.

CARTAS DE DESPEDIDA DEL ‘CHE’ GUEVARA A SUS HIJOS Y A FIDEL CASTRO.

Doctor Ernesto Guevara de la Serna (1928-1967). Argentino, artífice de la Revolución Cubana.
1o.de Enero de 1959: el ‘Che’ tras la Batalla de Santa Clara.
12 de Julio de 1997. Tras ser descubiertos en Bolivia, sus restos son trasladados a La Habana para ser inhumados en la Plaza que lleva su nombre en Santa Clara, Cuba.

CARTA DE DESPEDIDA A SUS HIJOS (1966)

Queridos Hildita, Aleidita, Camilo, Celia y Ernesto :

Si alguna vez tienen que leer esta carta, será porque no esté entre Uds.

Casi no se acordarán de mí y los más chiquitos no recordarán nada.

Su padre ha sido un hombre que actúa como piensa y, seguro ha sido leal a sus convicciones.

Crezcan como buenos revolucionarios. Estudien mucho para poder dominar la técnica que permite dominar la naturaleza. Acuérdense que la Revolución es lo importante y que cada uno de nosotros, solo, no vale nada.

Sobre todo, sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario.

Hasta siempre hijitos, espero verlos todavía. Un beso grandote y un abrazo de

Papá.

Fidel :

Me recuerdo en esta hora de muchas cosas, de cuando te conocí en casa de María Antonia, de cuando me propusiste venir, de toda la tensión de los preparativos.

Un día pasaron preguntando a quién se debía avisar en caso de muerte y la posibilidad real del hecho nos golpeó a todos. Después supimos que era cierto, que en una revolución se triunfa o se muere (si es verdadera). Muchos compañeros quedaron a lo largo del camino hacia la victoria.

Hoy todo tiene un tono menos dramático porque somos más maduros, pero el hecho se repite. Siento que he cumplido la parte de mi deber que me ataba a la Revolución Cubana en su territorio, y me despido de ti, de los compañeros, de tu pueblo que ya es mío.

Hago formal renuncia de mis cargos en la Dirección del Partido, de mi puesto de Ministro, de mi grado de Comandante, de mi condición de cubano. Nada legal me ata a Cuba, sólo lazos de otra clase que no se pueden romper como los nombramientos.

Haciendo un recuento de mi vida pasada creo haber trabajado con suficiente honradez y dedicación para consolidar el triunfo revolucionario. Mi única falta de alguna gravedad es no haber confiado más en ti desde los primeros momentos de la Sierra Maestra y no haber comprendido con suficiente celeridad tus cualidades de conductor y de revolucionario. He vivido días magníficos y sentí a tu lado el orgullo de pertenecer a nuestro pueblo en los días luminosos y tristes de la Crisis del Caribe.

Pocas veces brilló más alto un estadista que en esos días, me enorgullezco también de haberte seguido sin vacilaciones, identificado con tu manera de pensar y de ver y apreciar los peligros y los principios.

Otras tierras del mundo reclaman el concurso de mis modestos esfuerzos. Yo puedo hacer lo que te está negado por tu responsabilidad al frente de Cuba y llegó la hora de separarnos.

Sépase que lo hago con una mezcla de alegría y dolor; aquí dejo lo más puro de mis esperanzas de constructor y lo más querido entre mis seres queridos… y dejo un pueblo que me admitió como un hijo; eso lacera una parte de mi espíritu. En los nuevos campos de batalla llevaré la fe que me inculcaste, el espíritu revolucionario de mi pueblo, la sensación de cumplir con el más sagrado de los deberes: luchar contra el imperialismo, donde quiera que esté; esto reconforta y cura con creces cualquier desgarradura.

Digo una vez más que libero a Cuba de cualquier responsabilidad, salvo la que emane de su ejemplo. Que si me llega la hora definitiva bajo otros cielos, mi último pensamiento será para este pueblo y especialmente para ti. Que te doy las gracias por tus enseñanzas y tu ejemplo al que trataré de ser fiel hasta las últimas consecuencias de mis actos.

Que he estado identificado siempre con la política exterior de nuestra revolución y lo sigo estando. Que en dondequiera que me pare sentiré la responsabilidad de ser revolucionario cubano, y como tal actuaré. Que no dejo a mis hijos y mi mujer nada material y no me apena: me alegra que así sea. Que no pido nada para ellos pues el Estado les dará lo suficiente para vivir y educarse.

Tendría muchas cosas que decirte a ti y a nuestro pueblo, pero siento que son innecesarias, las palabras no pueden expresar lo que yo quisiera, y no vale la pena emborronar cuartillas.

Hasta la victoria siempre. ¡Patria o Muerte!

Te abraza con todo fervor revolucionario.

Ernesto.

REFLEXIÓN SOBRE ERNESTO GUEVARA:
¿ Por qué será que el Che tiene esta peligrosa costumbre de seguir naciendo ?
¿ No será porque el Che decía todo lo que pensaba y hacía lo que decía ?
¿ No será porque eso sigue siendo tan extraordinario en un mundo donde las palabras y los hechos rara vez se encuentran y cuando se encuentran, no se saludan, porque no se conocen ?

Post a Comment

Spam Protection by WP-SpamFree