EL CHAMIZAL

Junio 22nd, 2008 | by JBGL |

Este pequeño pedazo del territorio nacional perdido inicialmente a causa de una crecida del Río Bravo, sirve para ejemplificarnos el trato desigual que se da entre dos naciones, una poderosa y la otra débil.

Es de todos conocido cómo el Gobierno de Washington, cuando una situación le incomoda o afecta sus intereses, presiona de formas muy poco ortodoxas para que el país que ha ‘incumplido’ con su voluntad corrija de inmediato la situación.

Para el caso de El Chamizal, una reclamación claramente justa de parte del Gobierno Mexicano, fueron necesarios 103 años para que el Gobierno Estadounidense accediera a aceptarlo.

Vista actual de El Chamizal, convertido en parque.

CAUSAS DEL PROBLEMA.

Después de la invasión militar Estadounidense de 1846-48, el Río Bravo marcó uno de los varios límites que definieron la frontera entre ambos países. En 1864, los anormales deshielos de las Rocallosas y el temporal de lluvias ocasionaron que el Río Bravo aumentara considerablemente su nivel.

Semanas más tarde, al bajar las aguas a su nivel original, los pocos habitantes de Paso del Norte (hoy Ciudad Juárez) se dieron cuenta que el Río había cambiado su cauce más al sur, esto es, la frontera se ‘había movido’, dejando territorio de México en el de EU.

Así, 240 hectáreas del territorio de Chihuahua habían pasado al de Texas.

Al conocerse esta situación, las autoridades del Paso del Norte (aún no se llamaba Ciudad Juárez) reportaron el incidente al Gobierno del Estado en la Ciudad de Chihuahua, y las autoridades de éste al Gobierno de Maximiliano (1864-67) en la Ciudad de México.

El Embajador de México en Washington presentó una nota reclamando la corrección de la línea divisoria a la cual el Gobierno Estadounidense respondió que el Río Bravo era el que marcaba la línea divisoria y no emitió ningún comentario adicional ni ninguna apertura para comentar el caso. Reiteradamente, sin faltar uno solo, los Gobiernos Mexicanos posteriores al de Maximiliano solicitaron al de EU la rectificación y reconocimiento al caso, sin tener durante más de 50 años respuesta alguna.

En 1909 se encontraron por primera vez en la historia de ambos países sus Presidentes, celebrándose dicha reunión en Ciudad Juárez en 1909. Por México el General Porfirio Díaz y por Estados Unidos William Taft. El tema fue obviamente parte de las conversaciones entre ambos Mandatarios, pero el desdén del gobierno vecino hizo de nuevo su aparición y no se presentó ningún avance.

Ciudad Juárez, Chih., 16 de Octubre de 1909. William Taft (izquierda) y Porfirio Díaz. Primer encuentro de dos Presidentes de ambos países.
Avenida 16 de Septiembre de Ciudad Juárez adornada para la reunión en el edificio de la aduana (del lado izquierdo).
El mismo edificio de la aduana en la actualidad.

En 1911 una comisión internacional dio su veredicto a favor de México, sin embargo el Gobierno Estadounidense aún tardó 51 años en reconocer dicho fallo.

En 1964 el Presidente López Mateos fue notificado de que los EU aceptaban la devolución de 177 hectáreas, a pesar de que la reclamación era por 240 (63 hectáreas menos).

Para evitar otro siglo de espera, el Gobierno Mexicano accedió a la ‘oferta’ del vecino del norte con lo que de inmediato se iniciaron los trabajos de reencausamiento del Río Bravo. Las obras se terminaron a finales de 1965.

Ciudad Juárez, Chih., 28 de Octubre de 1967. Al centro puede apreciarse al Presidente Díaz Ordaz (de anteojos y traje oscuro) cortando el listón.
El Chamizal hoy día.

Finalmente, en un acto protocolario realizado el 28 de Octubre de 1967 el Presidente Gustavo Díaz Ordaz inauguró las obras, restituyéndose esa pequeñísima porción del territorio nacional al estado de Chihuahua.

Entrando al área de las especulaciones, habría que habernos preguntado qué hubiera pasado si la situación hubiese sido exactamente la opuesta y que el cauce del Río Bravo se hubiese movido hacia el norte, dejando así territorio de Texas en el de Chihuahua. Conociendo otros antecedentes históricos, tal vez los Estadounidenses habrían enviado tropas y, aprovechando la situación, se hubiesen anexado terrenos ‘adicionales’ al afectado. Mera especulación, claro.

Post a Comment

Spam Protection by WP-SpamFree