¿ Por qué hablamos distinto los Españoles y Americanos ? 3a. Parte

Junio 22nd, 2008 | by JBGL |

SESEO EN AMÉRICA.

Los Españoles que llegaron con Hernán Cortés a lo que hoy es México no hablaban con la ‘z’ y la ‘c’, sino que hablaban como lo hacemos hoy día los Americanos, sin ‘cecear’. Sin embargo tampoco hablaban como lo hacemos hoy día, pues en esa época el Castellano estaba aún en plena formación.

Hay varias razones por las que las naciones Americanas adoptaron distintas formas de hablar el Castellano:

1) LA EXISTENCIA DE CENTENAS DE LENGUAS INDÍGENAS.

Durante los primeros siglos de las colonias Españolas en América, el Castellano no era como lo es ahora la lengua común y mayoritaria de nuestros países. En el caso de la Nueva España, por ejemplo, el Castellano era solo una lengua más, hablada solamente en unas pocas ciudades en donde habitaban Españoles. En el resto del territorio NohoHispano se hablaban alrededor de 100 lenguas indígenas; el Náhuatl, una de las más utilizadas, era hablada por más de 8 millones de indígenas. En esos tiempos el Castellano era de las lenguas menos utilizadas. El proceso de colonización y el avance de los asentamientos Españoles
en la Nueva España y en general en toda América hicieron que poco a poco el Castellano fuera siendo más y más utilizado.

2) LA EXTENSIÓN TERRITORIAL.

Las colonias Españolas en América iniciaban al norte en la Alta California y terminaban al sur en la Argentina; la distancia entre ambas es de casi 15,000 Km. Es sencillo imaginar que aún la diversidad de climas afectaba la forma de hablar (tenemos en nuestro propio país ejemplos de cómo se habla en Tabasco, Yucatán o en la costa de Veracruz contra la manera de hacerlo en el Altiplano Central de México). Es importante señalar que la colonización de las tierras Españolas en América no se dio en un solo paso sino a lo largo de 300 años, por lo cual no fue el mismo Castellano el que influenció a Veracruz o al Ciudad de México al inicio de la Colonia en 1520 al que llegó a la Alta
California o Alaska en 1770.

3) LA EDUCACIÓN.

A pesar de la riqueza económica de algunas de las colonias (en especial la Nueva España y Perú) la Corona Española no invirtió en educación en América. Ese habría sido uno de los caminos más eficientes para intentar homogenizar la forma de hablar el Castellano entre todos los Americanos.

4) LA FALTA DE DIVULGACIÓN DE LAS REGLAS GRAMATICALES DEL CASTELLANO.
Aunado a la carencia de centros escolares, fue significativo que las reglas gramaticales del Castellano creadas en la década de 1490 por Antonio de Lebrija, no llegaron ni lejanamente a permear en la sociedad Hispanoparlante de América. Al llegar los Españoles a América, muchas letras tenían un sonido diferente. Por ejemplo, la ‘X’ sonaba como ‘ch’ o ‘sh’. Por eso precisamente México se escribió durante siglos con ‘X’ puesto que la palabra Náhuatl original era ‘Meshico’ y al ser trasladado a nuestras letras, la letra que más se asemejaba a tal sonido era la ‘X’, ‘Mechico’. Xochimilco, Xochiaca, Mixquic, son otros ejemplos similares.

Un par de siglos después, al aplicarse las reglas gramaticales en España, el sonido ‘México’ no coincidía con la forma de escribir de los Españoles Europeos, por lo que durante décadas escribieron México con ‘j’ (‘Méjico’).
En los últimos 20 años prácticamente todos los periódicos Españoles y medios de comunicación escritos lo escriben con ‘x’ (México).

Es hasta el siglo 18 cuando se funda la Real Academia Española de la Lengua, la cual, con obvias limitaciones de comunicación, intenta ordenar y reglar la lengua Española. Pero era ya un trabajo titánico e imposible, puesto que las Colonias Americanas tenían ya 200 años hablando su propio idioma Español.

5) LA INFLUENCIA DE LAS LENGUAS INDÍGENAS Y LOS REGIONALISMOS.

La gran diversidad de culturas indígenas junto con sus propias lenguas, adicionó al Castellano de cada región de América sus propios vocablos. Cada región de la América Española adoptó, según su ubicación, diversos
vocablos indígenas que comenzaron a formar parte del Castellano local. En la Nueva España, por ejemplo, se adoptaron decenas de palabras, entre otras las de poblaciones comenzando con el del propio país (México), así como Chihuahua, Jalisco, Colima, Querétaro, Guatemala, Texas, Tabasco, etc., etc.

Como conclusión podemos decir que el Castellano que llegó a América estaba aún en proceso de desarrollo, puesto que ni en la misma España estaba unificado. Cada región tenía su propia manera de hablarlo y escribirlo.
Al llegar a América esa diversidad de formas de hablarlo hizo que la manera de utilizarlo fuera también distinta.
Igualmente las lenguas indígenas influenciaron al Español, con palabras hoy utilizadas mundialmente: jitomate, chocolate, cacao, aguacate, entre otras muchas son de origen Náhuatl o Inca.

Post a Comment

Spam Protection by WP-SpamFree